.

.

Seguidores

lunes, 31 de agosto de 2015

GAVIOTA SOLA


GAVIOTA SOLA

Si en la penumbra de la noche escuchas
El suave murmulla de las olas,
Si sientes como cae la lluvia en tu ventana
Y en la mañana... 
Ves una gaviota sola
Que vuela  muy cerca de tu velero,
Mírala… para que la veas…
Perderse  en el firmamento
De sus propios recuerdos.

En el verano, los días  son largos,
Cálidos, ardientes…
El  mar y el cielo, son uno solo... tan azules…
Como azules, son tus sueños, o mis sueños.
Sus noches son cortitas...
Pero también, como los días... 
 Son de una calidez... que nos embriaga, 
Porque trae recuerdos que nos hacen soñar,
Con un mañana...  
Esta gaviota, que se ha quedado sola,
Busca tímidamente un refugio en tu ventana
Que abriste, para que la lluvia,
Refrescara tu alcoba, 

Pobre gaviota, esta desorientada.
Vuela de tu ventana a tu velero
Y de allí, al cielo...
Para luego perderse en el firmamento.
Quizás... para volver... 
O dejarse llevar por una ola...
Como otra gaviota, que al sentirse sola,
Murió... al perderse en  una inmensa ola
Que la llevo a lo más profundo,
Del mar azul,  de tus sueños, o mis sueños.
Eva
Lunes 31 de agosto de 2015

Derechos de Autor Reservados 

1 comentario:

  1. No, no es mi gaviota la que llama en mi ventana,
    Ni la que vuela del velero a mi casa.
    Mi gaviota murió de pena varada en la playa,
    cuando mi velero zarpó buscando otros mares,
    buscando otros puertos, buscado otras playas,
    llenas de gaviotas más jóvenes, más lindas y más guapa.
    Cuando yo me di cuenta de que mi gaviota, aquella que
    quedó esperándome en mi playa, aquella gaviota era
    mi gaviota a la que yo amaba.
    Ya fue tarde, murió de amor y de añoranza esperándome en mi playa.
    La recogió un viejo pescador que remendaba sus redes
    entre las viejas barcas que estaban varadas en la arena.
    Triste; pero quizás cuenta historias reales ya olvidadas.
    Rodri

    ResponderEliminar