.

.

Seguidores

viernes, 21 de agosto de 2015

EL DULCE INFIERNO DEL OLVIDO


EL DULCE INFIERNO
 DEL OLVIDO

Olvida, dice la vida.
Olvida, la sensatez lo ordena.
Pero nadie sabe, que es el olvido…
Y el olvido es:
Es un infierno… pero dulce…
Que nos hace llorar y sonreír… luego,
Que nos hace viajar por los recuerdos
Para perdernos de nuevo,
En la maraña oscura del infierno.
Allí, volvemos a recordar… lo ya vivido.
Allí, queremos  revivir lo que está muerto
Suspirando  con dulzura,  para volver a caer
En la soledad, en la amargura, del infierno.
De ese dulce infierno del olvido.
Lloramos, sonreímos, suspiramos,
Recordamos y decimos:
Si yo, hubiese dicho.
 Si yo, hubiese perdonado…
Si yo… siempre justificado el dolor
Siempre buscando  un por qué, un para que,
Siempre queriendo cambiar el rumbo de la vida,
Siempre culpándonos, de lo que no tiene… culpables.
Porque no hay culpa…
La vida es esa…
Hoy felices, enamorados…
Hoy… el cielo es nuestro…
Mañana… es el infierno…
El dulce infierno del olvido.
Donde cada recuerdo nos lastima
Y  cada lágrima, no mitiga el dolor
 De lo que ya, no se puede
Volver a vivir nunca más.
Eva  
Sábado 22 de agosto de 2015
Derechos de Autor Reservados

   

1 comentario:

  1. Amar es darte a otra persona sin dobleces, sin pliegues, sin verdades a medias y de esta forma, nunca tendrás que decir lo siento.
    Si te equivocaste, bien sabes tú que no puedes pedir perdón y si lo haces, posiblemente te perdonen pero quizás jamás nunca olviden y eso es muy, muy peligroso para el amor.
    Yo creo en el amor, en el perdón, pero no en el olvido.
    Nadie olvida aunque te diga que si.
    El olvido no existe. Rodri.

    ResponderEliminar