.

.

Seguidores

sábado, 22 de marzo de 2014

YA ESTOY EN CASA




YA ESTOY EN CASA

De nuevo en casa...
Mi estudio… Mi alcoba…  
El silencio… La oscuridad… La noche…
Mi música que se deja escuchar como un susurro,
Mientras el perfume de las rosas,
Llena los espacios vacíos de  mi  sala…
Todos, a su manera, me dan la bienvenida.
La chimenea se prende…
Su tibieza, calienta mi cuerpo y también… Mi alma.
Sus rojas llamas, bailan al compás del sonido
De la leña, que se consume…Como se consume, mi esperanza…
La soledad es total… Pero me gusta…
Me lleva  a desear que estés en casa… Que me esperas…
 Y que, de improviso,  puedo  escuchar, tus carcajadas.
 O, quizás… Sonara el teléfono y tu voz… Se escuchara a lo lejos,
Diciéndome: Bienvenida a casa…  
Bueno… Ya paso…
Y comprendo… Que soy feliz… No me hace falta nada…
¡Qué bueno es estar de nuevo, en casa y volver a escribir…
En secreto… Que estoy enamorada!
Eva
Domingo, 23 de marzo de 2014
Derechos de Autor Reservados
        
  



2 comentarios:

  1. De nuevo en tu casa, la casa donde en cada rincón
    se escucha tus versos, se oyen tus palabras.
    De nuevo en tu casa, donde cada cosa ocupa su lugar,
    Donde cada cosa está bien colocada, como a ti te gusta,
    como tú la encuentras, aunque para otros esté desordenada.
    Tu sillón preferido, tu cálida y agradable cama,
    el hogar encendido, el juego de las llamas,
    la música de fondo, que solo suena y suena, más nadie la escucha
    pero si calla, notas que te falta algo, algo no está,
    como tú lo ordenaras. La música suena y suena y nunca se calla.
    Tu hogar, tu casa, tu rincón preferido a ti te esperaban,
    esperaban a que tú retornaras, para que los ocuparas,
    para que tú anduvieras errante por tu casa.
    Tu hogar, tu nido, tu casa, tu morada, todos a una te dan la bienvenida
    que tanto esperaban, el hogar recobró la armonía que sin ti les faltaba.
    Bienvenida Eva, de nuevo a tu casa donde todo está triste si tú te marchas. Rodri.

    ResponderEliminar
  2. Un poema precioso Eva, ágil y lleno de serenidad, esa que dan tus versos al calor de la chimenea, la música y los recuerdos que asaltan de vez en cuando para sentir la compañía en medio de una soledad que parece ser la poeta lleva con armonía.
    Me gustó mucho este poema amiga.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar