.

.

Seguidores

sábado, 22 de febrero de 2014

OTRA NOCHE


OTRA NOCHE
Otra noche mágica… De soledad, de estío,
De perfumes de rosa… De suspiros…
De recuerdos, que regalan, sonrisas…
De sueños que empezaron y murieron…
Otra noche… Que  pensamos:   Que pudo ser…
 Pero  partimos…
 ¿Tu? En tu barco, imaginario
Y ¿Yo? En esa alfombra mágica que una vez inventamos
Cuando, entre risas y mimos… Jugábamos…
Ahora… Llegan los recuerdos y también los olvidos
Y le preguntamos a las margaritas
En vez de “Te quiero, mucho, poquito o  nada”
 “Te olvido, te recuero, te odio, o te amo”
Esta noche es mágica… Como todas mis noches…
Cuando ensarto sueños, ilusiones, suspiros.
Cuando entro de nuevo, en mi mundo imaginario
De dichas y sonrisas de colores brillantes,
De música muy  suaves… De besos y caricias
De perfume de rosas y murmullos de grillos.
Otra noche mágica de lágrimas y suspiros.
Otra noche… Que solo escribo.  
Eva
Sábado 22 de febrero de 2014
Derechos de autor reservados

   

2 comentarios:

  1. Hola Eva, una vez más te pido perdón por hacer este tipo de comentarios, pero tú bien sabes que yo no sé hacerlo de otra manera. Rodri.

    Otra noche mágica para ti, tú soñando dulces sueños,
    yo, en el mejor de los casos solo, tan solo durmiendo.
    Tú volando con tu alfombra, visitas países nuevos
    y observas el mar por ver el barco velero enfilar
    la bocana de tu puerto.
    Más tú no sabes, que hace tiempo el velero naufrago
    en medio de un mar bravío en unos bajíos desiertos.
    El barco se fue a pique azuzado por los vientos,
    en ese mar que es tu mar, ese mar dulce y sereno
    Tu mar se llenó de odio y de furia por los celos.
    Pero tú amiga mía sigue soñando, soñando tus dulces sueños
    que yo doy gracias a Dios si por las noches yo duermo.
    Música de brisas suaves que traigan entre sus vuelos
    las fragancias y los aromas de los dulces, dulces sueños.
    Sigue soñando amiga; que yo una vez más
    velare tus dulces sueños.

    ResponderEliminar
  2. CONTESTANDO.

    Amiga: No eres tú quien odia,
    tú estás llena de amor
    y por eso tienes dulces sueños.
    El que tiene celos odia,
    odia tus sueños y sus sueños.
    Los celos no son amor,
    es el querer poseerlo.
    El que ama nunca odia
    pues no busca solo amar
    busca la felicidad del ser amado,
    y busca siempre un; te quiero.
    El amor y los celos son discordantes,
    Quien ama no tiene celos,
    los celos son posesión,
    son cárcel y son prisión
    y aquel que dicen amar
    lo convierten en prisionero.
    Por eso amiga mía,
    tu nunca podrás odiar
    solo odia aquel que no tiene
    y que nunca tendrá;
    dulces sueños. Rodri
    A tu otra pregunta; me parece muy interesante y quedó muy bien. El por qué yo no lo hago, creo que con uno que lo haga es suficiente y aa ti te quedan maravillosamente bien. Un saludo Rodri

    ResponderEliminar