.

.

Seguidores

viernes, 5 de octubre de 2012

LA MARIONETA (II)




LA MARIONETA (II)


Hubo una vez que me sentí muñeca.
Una pequeña y tonta marioneta
Que el destino, como buen titiritero,
Me hacia  reír o llorar cuando quería.
Trajo a mi vida, la fe y la alegría,
El dolor, el desengaño, el amor, y la mentira.
La soledad,  el frío,  el vació…
Y me quitaba… Cuando quería... la vida. 
Así fue el amor que tu me diste.
Así fueron los sueños que para mi, forjaste.
Así fue el cariño que me ofreciste
Y así, simplemente, te reíste.
De la mujer que se volvió muñeca
Y en tus manos, se convirtió
En una marioneta  del circo de tu vida.
Y un día…La  magia… Que yo no conocía,
Me dio la mano y corrió conmigo
Por un bosque encantado de jazmines y violetas y me dijo:
"No eres muñeca… No eres marioneta… Eres mujer…
Y aunque sufras…Solo sonríe. Porque la vida es esta…
No siempre los sueños se realizan…
Porque dejarían de ser sueños…
Pero… Te aconsejo…
Olvida, y no vuelvas a creer en ellos"…
Y entonces, comprendí... que ya podía
Escribir el fin a una historia
Que nunca debió haber comenzado.

Eva


Viernes 5 de Octubre de 2012
Derechos de Autor Reservados


  
    

1 comentario:

  1. Quizás tú quieras ser mujer y no una muñeca. Pero algunas veces es mejor ser marioneta y con ello nos evitamos, pensar, amar, vivir para los demás, etc. Y un día sin más todo se rompe y no se puede volver a remendar.
    Espero que tú te sientas como lo que tú quieres ser.
    PD. He vuelto aunque yo nunca jamás me he ido.

    ResponderEliminar