Seguidores

viernes, 27 de febrero de 2015

NUESTRA CASA




NUESTRA CASA


Sentada en la escalera de mi casa vieja,
Veo cómo pasa el tiempo.
Todo tan hermoso, por dentro, por fuera,
Nosotros, los chicos, corriendo… los abuelos riendo,
Papá y mamá llamando
Al rezo de la tarde y luego… el juego…
La hora del estudio, más tarde la cena,
Los abuelos que se van,
Las bendiciones que nos dan
Y las promesas de sorpresas,
Que a escondidas, nos darán. 
Así, se pasó la vida, de risas y alegrías.
Ahora… los viejos se fueron…
Los chicos crecimos.  Y ahora…somos los viejos ya…

La casa vieja, sintió la soledad… el  frío
Todo es distinto… la oscuridad la llena…
El estudio... los libros empolvados,
El jardín descuidado,
Las alcobas vacías…con recuerdos  vividos…
De adolescentes, soñadores e inquietos
El  primer amor…
Las cartas amarillas, en cofres secretos,
Retratos  antiguos… de un  pasado bello.
Proyectos escritos,
Sueños, que cada uno, de nosotros, soñamos.
Un ángel de la guarda, con sus alas abiertas
Y un perfume de rosas…
Que perdura, todavía, a lo lejos.

¡La canción… el poema… el cuento!
Que papá o mamá cantaban, declamaban o narraban
Para que la niña, tranquila, se durmiera.
Y soñara…
Que vivía en un mundo perfecto…
De amor, de  felicidad…
De hadas madrinas… de ángeles pequeños…
De cantos de sirenas, de jardines secretos…
  De príncipes azules, que llegarían  de lejos.
  De ríos cristalinos… de árboles inmensos.
De noches de luna, de luceros traviesos,
De estrellas chiquitas, que miran de lejos.   
De lluvias cantarinas  y tormentas de miedo
Que las vencería, con solo quererlo.

Ya… la casa vieja se despide… se va…
Y con ella, dejaré que se vayan… los recuerdos…
Nuestra historia… nuestros sueños…
Pero hoy… la he vivido de nuevo
Y he llorado con ella, sus últimos momentos. 

Eva

   Amanecer del 28 de Febrero de 2015
Derecho de Autor Reservados

  




miércoles, 25 de febrero de 2015

NOCHE DE CIUDAD



 NOCHE DE CIUDAD
Otra noche llena de sueños…
De pequeñas y grandes fantasías.
De ilusiones perfectas, que fabrico
Con suspiros…
Con lágrimas pequeñas, de alegría.
Con sonrisas…
O  un pensamiento fugas…
Que pasa… y quiero retenerlo de por vida.
¡Otra noche hermosa!
Y como otras… llena de misterios…
Que quiero descubrir en el camino.
Calles solitarias donde la luna, a un pequeña,
No deja que las luces de las grandes luminarias
Oculten su belleza…
Otra noche, de ciudad… incierta, peligrosa…
 Inquietante, pero bella…
Y, aun así…
Nos trae recuerdos de lugares lejanos,
De campos silenciosos con murmullos de ríos
Con fragancias de flores y árboles inmensos.
De otras noches, donde el mar nos acaricia…
Y nos cuenta historias de amores que murieron,
O de amores que en su seno, se hicieron eternos.
Noches que reímos o lloramos,
Tal vez,  por un recuerdo, de algo que soñamos
O  solo, lo escribimos y luego desechamos.
Esta, es otra noche llena de suspiros…
De sueños grandes y pequeños...
De relicarios viejos, con recuerdos…
De corazones rotos, de retratos de abuelos,
De promesas cumplidas, o que no se cumplieron.
De ilusiones, que trajeron alegrías
O muchos sufrimientos.
Y aun así, no quise  perderlo…
Pero lo perdí. 
No sé en  qué lugar del mundo…no sé cuándo…
No lo sé…
Esta noche es especial… está llena de sueños,
De amor… de misterios… 
Que quiero... descubrir. 

Eva

Miércoles 25 de febrero 2015

Derechos de Autor Reservados

sábado, 21 de febrero de 2015

NOCHE SIN LUNA



NOCHE SIN LUNA

Miro pasar las horas en esta noche oscura.
La luna no me alumbra…se ha quedado dormida.
Las estrellas, juegan, con luceros y nubes
Formando las figuras de ángeles inquietos
Que parecen, retratos de  cupidos traviesos
Y me muestran tu cara reflejada en el cielo.
Si tú miras el cielo, donde quiera que te halles
Veras que no es mentira lo que te estoy diciendo.
Que hay tantas estrellas…
Que aunque quiera contarlas, es imposible hacerlo.
Los luceros son menos, pero, son muy coquetos…
Dejan, que los miren, las estrellas, de lejos
Y con guiños enamorados les digan: "Te quiero"
Este juego, me gusta… no lo niego…
Es ver como el grande, (los luceros) esperan
Que las pequeñas, (las estrellas) los conquisten de nuevo.
Entonces me uno a ellas, buscamos el lucero más grande
Y también… el más pequeño.
Pero no sabemos, si brilla más el uno, o el otro
Que se encuentra, tan lejos.
Y así paso esta noche, hermosa, tibia, con olor de chocolate…
De romero y jazmines, de todos los colores
Que en mitad de la noche, me regalan, su  perfume perfecto.
¿Entonces? Pintaré tu figura, tu sonrisa, tu cuerpo…
Buscaré el lucero más grande y lo pondré en tu pecho
Y será el reflejo de tu alma, brillando a lo lejos.
Muy lejos y por ello, brilla con tantos destellos.
Dejare entonces, que te duermas tranquilo...
Que sueñes… que suspires… y luego… los escribas
Y poder yo… leerlos.
Eva
21- 22 de febrero (media noche) de 2015

Derechos de Autor Reservados 

   

jueves, 19 de febrero de 2015

UN CUENTO


UN CUENTO
Una vez, hubo una niña,
Que sola se sentía…
Un día… todo lo tenía
 ¿Y al otro?
Sus manos estaban vacías.
¿Qué le pasaba a la niña?
Se moría…
Un desamor, un desengaño,
La hacían llorar, mientras reía.   
Y en su soledad, viajaba...
¡Del mar, a la luna a las estrellas!
A la tierra del olvido
 Y al jardín de la esperanza.
Construyo sueños, invento mundos
Pero seguía sola, sollozando…
Un día…
En un viaje imaginario
Cansada y aburrida, encontró algo…
Un camino, que la llevo poco a poco al cielo
Y sin darse cuenta…
Sano heridas, soñó de nuevo
Y aunque era solo una  ilusión...
Se sentio tranquila... Se reía…
Conquisto poco a poco la confianza.
Ese ángel de luz que había encontrado
La hacía reír, rabiar y le enseñaba
Todo lo hermoso que la vida nos regala.
Le dio fe, le dio alegría, le dio vida.
El ángel se convirtió en amigo;
Era lo único que no tenía
Y fue feliz el resto de su vida.
Es un cuento, talvez, una leyenda,
Pero es bonito y me ha gustado.
Eva
Jueves 19 de febrero de 2015
Derechos de Autor Reservados






martes, 17 de febrero de 2015

SOLO SE



SOLO SE

Llegó la hora de decir adiós…
Todo llega y se va, todo termina.
El principio y el fin, estaba escrito
En cada capítulo de la historia
Que juntos, escribimos…
¿Ahora?… retomaremos el camino…
Ese camino, que juntos caminamos
En el cual, aprendimos amar el infinito,
La flor pequeña perdida en la montaña,
El murmullo cantarín de aquel arroyo,
La fragancia de un jardín imaginario.
La rosa que siempre, juntos encontramos…
La magia de un suspiro y un te amo
Que nunca, nos dijimos y siempre… lo soñamos.
 Aprendimos amar… amando…
Aprendimos a soñar… soñando…
Y ahora solos... seguiremos,
Aprendiendo a olvidar… lo ya olvidado.  
Llegamos tarde. Yo, a tu vida ¿y tú? a la mía…
Nada tengo de ti, nada te dejo…
Solo sé… que aprendí amar, amando.

Eva

Martes 17 de Febrero de 2015
Derechos de Autor Reservados


jueves, 12 de febrero de 2015

AMOR (El Segundo de la Saga del Amor)

El segundo de la saga del amor

AMOR
Amo,  el  silencio  de  los  muertos,
Amo,  el  sonido  dulce  de  la  brisa,
Amo,  la  soledad  de  la  penumbra,
Amo,  la  calidez  de  una  sonrisa.

Amo,  el  sueño  de  los  niños,
Amo,  la  inocencia  del  anciano,
Amo,  la  intrepidez  del  jovencito
Y  la  locura  innata,  del  payaso.

Amo,  el  mar  con  su  rugido,
Amo,  la  selva  virgen  del  olvido,
Amo,  la  soledad  del  infinito
Y  el  misterio  profundo,  del  arcano

¡Amo… El  Amor!… 
Amo,  los  sueños  y  la  fantasía,
Amo,  la  razón  de  la  locura
Y  la  insensatez,  de  la  cordura.

Amo,  la  soledad  y  la  ternura,
Del  cariño  sincero  y  silencioso,
Amo,  el  recuerdo  de  tus  besos
Y  el  calor  asombroso  de  tus  brazos.

Amo,  la  soledad… La  que  dejaste…
Amo,  la  tristeza  al  decir  adiós… Al  olvidarte….
Amo,  el  dolor  de  sufrir… Sin  sufrir  nada…
Porque  dejaste  de  existir…  En  ese  instante.

Eva

 Medellín Siglo XX

Jueves 12 de febrero de 2015


     
   Derechos de Autor Reservados

AMAR (El Primero de la Saga del Amor)


El  primero de la saga del amor


AMAR
Amar…
Es  la  palabra  justa  de  la  vida.
Amar…
Es  renacer  a  cada  instante  
Y   morir,  cada  día.
Es  mirar  a  Dios  en  lo  infinito
Y  en  la  dulzura  de  los  ojos  del niño.
Amar… 
Es  ver  como  se  marchita  el  anciano,
En  su  sueño  tranquilo
Y  es  ver  partir  al  ser  querido,
Sin  demostrar  lo  que  sufrimos.
Amar… 
Es   dar  lo  mejor  de  nosotros  mismos,
Es  brindar  un  beso,  una  caricia,
Una  palabra  amable,  una  sonrisa,
O  simplemente,  una mirada  complacida.
Amar…
Es  perdonar,  si nos  olvidan.
Amar…
Es  olvidar  si  nos  ofenden.
Amar…
Es  mirar  la  vida  con  alegría  y  soñar…Siempre….

Eva.

Medellín, Siglo XX
Jueves 12 de febrero de 2015                    
  Derechos de Autor Reservados