.

.

Seguidores

viernes, 23 de septiembre de 2016

MIRANDO LA CIUDAD

MIRANDO LA CIUDAD
 Desde lo alto de esta torre, 
Perdida en el cielo.
En la  oscuridad de la  tarde
Fría de invierno.
El romero se duerme,  esparciendo
Su perfume de  montaña  lejana,
 De campo solitario y  húmedo,
O muy seco. 
Las luces de la ciudad,
Se encienden, a lo lejos…
Parecen estrellas y luceros
Que se han regado por los suelos.
El paisaje solitario y silencioso,
Desde esta altura ¡Es hermoso!
Pero Tú… tu no estas.
 ¡Estás tan lejos! ¡Tanto!
Que solo es necesario, en el mapa,
Una línea recta  para  llegar a ti…
Y nada más.
Si toco un botón, en mí  escritorio,
Allí estas… pero no… 
Debo dejarte  pasar. 
Los sueños, sueños son...
Sutiles,  etéreos, invisibles,
¿Factibles?  No… no… no.
Si lo fueran…
Dejarían de  tener la magia de los  sueños.
La felicidad de la realidad,
 Los mataría
 Y se convertirían, en leyenda y nada más.
Nada más.
Eva
Viernes 23 de Septiembre de 2016

Derechos de Autor Reservados    

martes, 20 de septiembre de 2016

TUS CARTAS


TUS CARTAS

He encontrado en los papeles viejos
De un archivo olvidado
Que nunca había abierto,
Tus cartas… perdidas tanto tiempo.
Cartas tan hermosas, que ahora,
Parecen sacadas de algún cuento.
Cartas, que siempre  juraste, que escribiste…
Que, que nunca llegaron a mis manos…
Pero  que ahora…ahora… leeremos juntos
En la montaña azul,
Donde tus sueños y mis sueños,
Quedaron sepultados.
Donde crecen los árboles  más altos,
Donde solo queda tu recuerdo,
Mi amor y  tu amor, que no he olvidado. 
Eva
  
Martes 20 de Septiembre de 2016
Derechos de Autor Reservados




sábado, 17 de septiembre de 2016

¡COMO QUISIERA!


¡COMO QUISIERA!

¡Como quisiera devolverme en el tiempo!
Caminar de regreso hasta el principio,
Cerrar los ojos y que al abrirlos
Fuera ese momento mágico 
En que por primera vez, nos vimos.
En que me enseñaste, que una sonrisa,
Es la puerta principal del infinito.
Que un suspiro, es la promesa
De un hoy  y de un mañana, sin nieblina.
En que me podía perder en tu mirada
Porque en ella, encontraba paz, dulzura y  alegría.
¡Como quisiera devolverme en el tiempo!
Caminar, como lo hacíamos, sin decir palabra,
Mientras la luna, las estrellas, los luceros,
Indiscretamente nos miraban.
¡Como quisiera vivir cada momento!
De ese sueño de amor y fantasía
De ese cuento, que los dos, a cuatro manos,
Con risas y lágrimas escribíamos. 
¡Como quisiera devolverme en el tiempo!
Eva


            Sábado, 17 de septiembre de 2016
Derechos de Autor Reservad

jueves, 15 de septiembre de 2016

LA LLUVIA

LA LLUVIA
 Llueve…
Es una lluvia parejita… es suave,
No hay truenos, no hay  ventisca.
La quietud es total… es  un paisaje muerto…
Desolado,  yerto… misterioso…

Las hojas de los árboles,
No se mueven…
Ni el agua, tiene prisa...
Es una noche, negra… oscura…
Silenciosa… pero,  hermosa.

¡Es un cuadro! ¡Una pintura!
 ¡Todo es perfecto!
Entonces, en el ventanal escribo:
¡Versos y  te quieros!
Para luego… borrarlos… con un beso.

El silencio, hoy, no se escucha.
La lluvia, solo la lluvia
Se siente y se ve, a lo lejos...
Trayendo  recuerdos, tus recuerdos…
Que ya… había sepultado.
Eva

Jueves 15 de septiembre de 2016
Derechos de Autor Reservados








.  

lunes, 12 de septiembre de 2016

QUIERO




QUIERO


Quiero mirar el mundo, con una sonrisa.
Caminar  feliz, por todos sus rincones,
Para luego, navegar por el mar  azul y frío
Del invierno del norte
O en  las aguas candentes, del verano del sur.
Luego… perderme en mi trópico…
Con el calor de los valles, el frio de sus páramos,
Sus caudalosos ríos y bailar con las olas de su mar. 
Jugar con las  altivas y señoriales del pacifico,
Que tienen un encanto seductor y sensual,
O dejarme llevar por las  suaves olas del caribe
Para encontrarme luego, 
Con el amoroso y misterioso atlántico
Azul, suave y a veces,  tan  furioso, como un dios.

Quiero, talvez, huir de una realidad, no grata.
Quiero talvez, soñar, con ser feliz.
O simplemente, no pensar en nada
Y mirando al cielo, encontrar a Dios.
Eva
Martes trece de septiembre 2016
Derechos de Autor Reservados






sábado, 10 de septiembre de 2016

OTRA DESPEDIDA



OTRA DESPEDIDA
 Hoy… la soledad llena mi vida.
Los recuerdos, el pasado,
El amor, el miedo,
Todos… estos sentimientos,
Me han hecho ver
Que este año, he dicho más adiós, qué bien venido.
Que he llorado más, que sonreído.
Que he estado más sola, que acompañada.
Que he perdido a un amigo y también, a un hermano.
Que he ido y venido del pasado.
Que el presente nada significa.
Que mis  manos, están vacías igual, que el corazón desecho
Y el alma, llena de recuerdos  lindos,  pero viejos.
Todo cambia, evoluciona,  se acaba, o se principia,
Todo se gana o se pierde, en el juego de la vida.
¡Todo es confuso, oscuro, una entropía!
Nada comprendo…
 Y en esta oscuridad... la vida… me da miedo.
 Mucho miedo...
Otra vez escribiré, una fecha, una hora de partida.
Otra vez, continuare un libro y contaré una historia
Que pone fin a una vida.
_______________------__________________
Otra vez… que mi  silencio, me habla…
Que mis sueños, callan y que mis recuerdos viven.
Otra vez, que digo adiós entre sollozos,
Otra vez, que se desgarra el alma. 
Eva
Sábado 10 de Septiembre de 2016

Derechos de Autor Reservados

lunes, 5 de septiembre de 2016

FRANCISCO DE PAULA ESCOBAR SIERRA


Francisco de Paula Escobar Sierra
Mi hermano, ha muerto.

Hermano. Querido hermano. ¿Cómo voy a recordarte, ahora que te has marchado?  ¿Cómo mi amigo? ¿O cómo  mi  héroe, salvándome  de todo peligro?
Todos los recuerdos de nuestra niñez, vienen a mí. Nuestra casa, la bici,  los patines, el pin-pon, el bádminton. Siempre queriendo que la niña, tu pequeña hermanita, aprendiera todo lo que tú, ya sabías. 
Recuerdo las navidades.  El pesebre, el árbol, los globos y que siempre, siempre,  eras tú, el jefe para dirigir,  para hacer  y  no dejarme hacer. Mientras nuestros hermanos mayores, se marginaban, cuando nuestros padres no se daban  cuenta. ¡Era la época que amabas! Que los dos amábamos. ¡Tú Niño Dios! ¡Tú Niño Jesús de Praga! Al que nunca abandonaste, ni te abandono y que en su día te llevó a su lado.
Recuerdo, cuando te marchaste lejos para estudiar tu carrera. La soledad de nuestra casa. (Ya los otros dos hermanos, habían formado sus hogares) y yo, comencé, aprender hace la  hija única.
¡Pero, siempre en navidad llegabas!
Fue  linda nuestra vida, nuestro hogar y ahora, mis recuerdos.
Papá y mamá te esperan. ¡No… ya están contigo! Y todos nuestros seres queridos, de fiesta están.
Hermano. Gracias por haber existido y gracias por tanto amor como el que me diste. Ahora, escribiré  algo de tu historia.
 Fuiste un ser tan especial, tan inteligente, tan estudioso y diste tanto de ti, a todos los que te rodearon, que siempre, se te debe  recordar.

Un trocito de tu vida
Ha muerto el Doctor Francisco de Paula Escobar Sierra. Hijo del Dr. Eladio Escobar Escobar y Eva Sierra Ochoa de Escobar E. Médico antioqueño, egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, a la cual, hizo honor, con su inteligencia, su bondad y  su prestigio. Cualidades heredadas de sus antepasados al  ser nieto y  bisnieto de dos grandes médicos de su época, el Dr. César Octavio Escobar García Martínez de Requejo  y el Dr. Ramón María Escobar Benítez de la Madrid.
Fue un hijo ejemplar. Un gran hermano Un esposo bueno. Casado con la Señora Beatriz Garavito, quien lo precedió en el camino del regreso, al hogar del Padre.
“Siempre estuvo enamorado, de su amor”  "La amo, con un amor ya no existente".
 Un gran padre. Sus hijos, Eva Beatriz, Francisco Eladio y El Dr. (Medico como él) Jairo Alberto Escobar Garavito y sus nietos, lo añoraran, lo extrañaran, pero tendrán su recuerdo y ejemplo para seguir. Su alegría, su bondad su entusiasmo de vivir y también, su carácter, recio, fuerte, independiente, harán que nunca lo olviden y que siempre los mantenga unidos. Fue amigo de sus amigos y apóstol en su carrera, que para él, era la manera perfecta, de acercarse a Dios.
Nuestro padre: Fue su héroe y nuestra madre: Fue única, para él.  
Amó a su tierra y también, amó la tierra que lo albergo desde tan joven. Su casa, su hogar, tuvo el sello de su Antioquia, de su Medellín y les enseñó a sus hijos, amarla. (Lo mismo, que amar la navidad)  Ya, que la llevaba arraigada en su corazón, con el recuerdo de sus familiares, sus amigos, su infancia, su adolescencia, su juventud  y su Colegio, San José. Al que amo siempre. 
Gracias amigos. Gracias por acompañarnos en el doloroso proceso, de devolverle a Dios a un ser querido, que por muchos años estuvo a nuestro lado.
Sus hijos y nietos, Elena y yo, Eva Margarita, sus hermanas, lo mismo, que los demás familias, (sobrinos y primos) nos unimos, para agradecerles a todos, las atenciones recibidas por esta pérdida y por compartir, nuestro dolor.
Algún día escribiré tu historia Algún día…querido hermano.
Eva  

Bogotá, 5 de septiembre de 2016