.

.

Seguidores

sábado, 8 de octubre de 2016

EL TIEMPO


EL TIEMPO
Pasa el tiempo y  lo comparo:
Es igual al arroyo cantarín de la montaña,
Alegre, divertido, cristalino y claro.
¿Luego? Pierde toda su pureza.
Su dulce murmullo, se convierte en llanto,
La rabia, lo hace soberbio, poderoso,
Pero luego, al llegar al mar, se  humilla…
 Al  perderse y confundirse en las aguas
A veces cristalinas, calmadas misteriosas 
Y otras, oscuras,  frías y furiosas
De algo, tan sorprendente, como él mar
Y que él, no conocía. 
Así es el tiempo.
Pero también… el tiempo, se parece
A la ruleta de un casino que voltea… voltea…
Y todos esperan, que se detenga, en el momento preciso.
Que pasa por su lado…
Para que  les traiga fortuna, amor y hasta alegría.
Así es el tiempo…
A veces, un poco cruel y despiadado,
Otras, un poco loco, o  divertido.
También, en mi juego, de juzgar el tiempo,
Lo comparo…
Con el carrusel de la feria,
Donde,  cada caballito de madera, sube y baja
Siempre igual…
Pasando por el mismo punto
En que comenzó su aventura,
Sin aumentar un segundo,
En su suave y rítmico movimiento.
También el tiempo, tiene algo especial:
Es atractivo…
Es como un hombre, gentil, coqueto. 
A  veces, cruel, despiadado y mentiroso,
Pero que siempre, queremos tenerlo.
Así es el tiempo, ni más ni menos.  
Eva
 Domingo 9 de octubre 2016

Derechos de Autor Reservados
  

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario