.

.

Seguidores

sábado, 7 de noviembre de 2015

AMIGO I


AMIGO I

Amigo:
 ¿Para qué  quieres detener la vida?
¿Para quedarnos suspendidos en un instante
Tal vez, lleno de tristezas, de nostalgias…
O lleno de amor, de alegrías y esperanzas?

Tras los cristales…
De tu ventana o mi ventana,
Escuchemos cada campanazo del reloj de la vida…
¡Vivámosla, entonces, con la intensidad de un ayer!
¡De un hoy… o de un mañana!

Aunque el mañana, sea incierto…
Aunque el mañana, no llegue…
Aunque el mañana, no nos traiga la dicha,
De amar… o ser  amados
Porque  nos olvidaron…u olvidamos.

No vivas tan deprisa… detén tu paso.
Tú mismo me has enseñado,
El placer de sentir la dicha de admirar…
De acariciar… de palpar…
Las cosas que la vida nos ofrece y nos da. 

¡Me gusta lo que dices!
No al principio… sino… al final.
"La alegría que sentimos cuando confiados"
Esperamos y soñamos, 
Que otros tiempos mejores llegarán…

Amigo:
La vida como dices: Vuela…
Los años  y  los días muy cortos son… ya.
Las horas los minutos…los segundos…
No existen… se nos van…  

Pero el reloj de la vida nos enseña:
¡Que vivamos ya!
 No mañana… ¡Sino ya! 
No solo vivir  el instante, sino también soñar…
Soñar siempre, con remontar el cielo y volar… ¡Volar!

En las noches largas…vacías…sin consuelo…
Forjar nuevas historias de amores,
 De ilusiones…de esperanzas ¡Y vivirlas!
¡Con pasión, con alegría!
Porque son nuevas y las vamos a estrenar. 

 ¿En otoño? Los recuerdos… los vivimos…
¿El invierno? Solo nos trae  frío, olvido y  soledad,
De lo que pudo ser y no será, jamás…
Pero la primavera y el verano, volverán
Con  nuevas esperanzas…que en el alma sembrarán.

Amigo:
En estas noches largas y frías del invierno 
En la chimenea…veremos
A la esperanza…como las mariposas…
En las llamas revolotear…

Amigo:
Hay gente que pasa por la vida…personas…
Que no saben que es amar;
Que no sueñan… que sus vidas son vacías
 Sin ayer… sin mañana… en soledad…

Quizás…
Con mañanas, en  tinieblas... sin auroras…
Sin arreboles… sin estrellas… sin amor.
Sin campanas de reloj…sin tiempo...
Porque están muertos...y no tiene corazón.

Amigo…
¡Vivamos el amor… los sueños!
Hasta el último instante…de la vida...  
Y con una sonrisa...
Escuchemos, la última campanada del reloj.

  Eva 

 Escrito el domingo, lunes.  18-19 de Noviembre  de 2012

Modificado, el lunes 8 de Diciembre de 2014


Derechos de Autor Reservados

1 comentario:

  1. No, no hay prisa. El tiempo no se detiene jamás y no podremos detenerlo, tan sólo lo dejaremos pasar, como pasan las estaciones del año, viendo las golondrinas marcha y anunciar la primavera cuando las vemos volar.
    No, no podemos parar el tiempo, tan sólo lo contemplamos al ver los días pasar y ver a la primavera, que anucia un verano más.
    Dejemos pasar el tiempo y vivamos el presente, nada más. Rodri

    ResponderEliminar