.

.

Seguidores

lunes, 13 de julio de 2015

UN ADIÓS PARA MI HERMANO



UN ADIÓS PARA MI HERMANO

CÉSAR OCTAVIO ESCOBAR SIERRA

"Estoy cansado…me voy, me llaman… me están esperando"

 Cerraste los ojos y tu voz, tu maravillosa voz… se perdió en el camino que te llevaría  hasta la luz donde nuestros padres te esperaban, felices de tener a su primogénito con ellos, a su pequeño "TATA"   a su maravilloso, cantante, al heredero de todos sus sueños.

Es cierto, que los padres nos aman a todos los hijos por igual, al mayor, al menor, al de la mitad. Pero el mayor, es la realización de su amor, de sus ilusiones. Es el soñado desde mucho antes de nacer: ¿"Tendrá tus ojos"?  ¿"Quizás, tus labios"? ¿"Su pelo será así"?

Van formando su perfil, su alma, su figura, su inteligencia y hasta su futuro lo tienen planeado. Cuando llega la plenitud de ese amor hecho realidad; es la máxima felicidad de esta pareja de recién casados. 

 Por ello.  Te esperaban, por ello, te llamaban y, corriste a sus brazos,  como la primera vez que diste tus primeros pasos.

Ahora, estas con ellos y con tus hijos, los que te precedieron en tu viaje. Y en el cielo... están de fiesta al escucharte entonar el  Ave María, Schubert o muchas otras, canciones, que a veces, en unión de nuestros viejos, entonabas.

Querido hermano. Hoy te recuerdo con toda tu altivez, también con toda tu bondad. 

Te recuerdo como buen hijo, buen hermano, buen esposo, padre ejemplar de un grupo de chicos, que ya son mayores, que como tú, son ejemplo de hijos, de  ciudadanos de bien, que heredaron de ti, tu inteligencia, tu orgullo y también el amor que sabías dar y sembrar.

Querido hermano se feliz, Dios te ha recibido también, con sus brazos abiertos, ya que los dos, siempre fueron amigos, confidentes y cómplices. Tu fe, tu confianza en Él, siempre fue la luz que guió tu vida, en cada momento de ella.

Has cumplido tu misión a la perfección. Ahora se feliz en el paraíso donde todos te esperaban con tanto amor. 

 Feliz viaje Hermano. Feliz Viaje.

Eva

Lunes 13 de julio de 2015

2 comentarios:

  1. Una tierna y entrañable carta la que le dedicas al hermano que se fue, pero sigue vivo en el corazón de quien le ama.
    Que descanse en paz allí donde la vida es eterna.
    Te dejo mi sentir y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estimada amiga Eva Margarita: Encomendamos a nuestro hermano en Cristo, Cesar Octavio, al dejar esta vida, a la infinita misericordia y poder de Dios, pues durante su vida mortal le buscó, le encontró y le siguió con fe, esperanza y amor. Nosotros, confiamos también en la misericordia divina para esperar la llegada del día en que nos podamos encontrar todos juntos en el cielo. Y te encomendamos a su querida familia, especialmente a ti, para que la esperanza en la vida inmortal sea vuestro auténtico consuelo al perderle en esta vida. Amén.

    ResponderEliminar