.

.

Seguidores

domingo, 3 de mayo de 2015

TE FUISTE


TE FUISTE
Te fuiste… nuevamente,
Y nuevamente, te busco en el espacio.
 Camino por el campo, por la montaña agreste
Y no te encuentro… en ningún lado.
Me envuelve tu recuerdo…
¿Y  tu voz? A  lo lejos se escucha
Al repetir: un te quiero,  un te amo…
Que no olvido y que nunca, he olvidado.
¡Cómo me quisiste!
 Como fue de hermoso el tiempo que pasamos.
Como te amé, ¡cuánto nos amamos!
Hasta que la muerte, te llevo en sus brazos.
Y cuando regresas, convertido en viento,
En la suave aroma de un pino silvestre,
O en el mormullo del rio, o en el canto de un pájaro,
Te busco y no te encuentro. 
Pero en el espacio… En las noches  quietas,
Eres un lucero  que brilla en el cielo,
O una estrella, tan  chiquitita, que titila tanto,
Que solo parece, que escribiese, un te amo…
Pero todo pasa… Tú no me esperaste…
Y te fuiste pronto… muy pronto…
¿Y  yo?  Tampoco lo hago.  Aunque estoy de paso.

Eva

Domingo 3 de mayo de 2015

Derechos de Autor Reservados

1 comentario:

  1. Como se siente la marcha de alguien a quien quieres. Nunca se está preparado para ello. Al final lo quieras o no, te sientes abandono y frustrado porque te han dejado solo. Pero para ello el mejor remedio (A mi me funciona de maravilla) es mantener vivos sus recuerdos y hablar de la persona que se ha ido como si aún estuviese a nuestro lado (En realidad ellos viven y siguen viviendo en nuestros recuerdos). Animo y sigamos hablando con ellos.

    ResponderEliminar