.

.

Seguidores

miércoles, 14 de enero de 2015

SUEÑOS



SUEÑOS
Me han quedaron las manos vacías
Después de cazar las mariposas.
Me abrazaban, me tocaban 
Y después de su carrera, llegaban a mis manos
Se posaban y con sus alas… me besaban…
Para luego… remontar el vuelo.
Las había de todos los colores,
Blancas, manchaditas, amarillas, azules y moradas.
Eran tan chiquititas, pero tantas, que a veces, me ahogaban.
Retrocedí en el tiempo… volví a ser niña…
Y ellas, hicieron lo mismo… y viajamos…
Hasta el jardín de rosas, margaritas,
Nardos, clavellinas y los claveles rojos de Sevilla.
La ardilla que corría, las naranjas doradas
La fuente cristalina y el rocío mañanero, que parecían lágrimas.
Las palomas corriendo y en su carrera, remontar el vuelo,
Para que el gatito travieso, no las cogiera,
Mientras él, se escondía asustado por ellas.
¡La nana que llamaba, mamá que me buscaba!
La pequeña, perrita tan blanca y tan chiquita, que ladraba,
Mientras las mariposas y  yo,
Entre las rosa,  las margaritas
Las clavellinas y los claveles rojos de mi España,
Corríamos, tras los sueños, las ilusiones, las fantasías…  
Y ahora… no sé si los logramos… si los alcanzamos…
O solo, quedaron en la fantasiosa imaginación, de una chiquilla.
Desperté llorando…estaba dormida…y estaba soñando...

Eva

Miércoles 14 de enero 2015
Derechos de Autor Reservados

 
  
 


      

No hay comentarios:

Publicar un comentario