.

.

Seguidores

sábado, 15 de junio de 2013

TOMÁNDOME UN CAFÉ





                         



          TOMÁNDOME UN CAFÉ  (II)
                  

Tomándome un café
Miraba pasar simplemente  la gente.
Veía sus caras, frías, alargadas
Sonrientes,  alegres o  amargadas.
Simplemente indiferentes;  fatigadas…
 Y comprendí que  todos, jugaban,
A la verdad, a la felicidad, o la mentira…
Que todos, como en un circo, fingían
Al hacer el papel que les tocaba.
Entonces…Recordé algo…Que un día me dijeron…
Que la vida es un engaño…
Que el que dice amar, está mintiendo…
Y el que dice odiar, lo más seguro,
Es que esta triste y anda solo
 Porque lo han abandonado.
¡Qué ironía!
Cuando llega el amor, soñamos.
El dolor se va…
Y entramos en un mundo de lindas fantasías
 De ilusiones, quimeras, de alegrías,
De mentiras, de verdades a medias
Que no comprendemos…
Porque solo queremos, que la vida sea bella.
Y en cada beso y en cada caricia que entregamos,
Se nos va el corazón en mil pedazos,
Para regalarlo  entre suspiros,
En el más bello  cofrecito que encontramos.
Pero no… ¡Nos han mentido!…
A nosotros también, nos ha llegado,
Una delicada cajita sonrosada, llena de besos
De recuerdos, caricias y de sueños…
Que entre rosas muy rojas, pero llenas de espinas…
Nos recuerdan… Al abrirla…
Que todo fue mentiras…
Que solo está llena de  dolor, de angustia y desengaños.
Entonces… Nuestras manos… Quedan rojas…
Porque las rosas… Eran negras…
Y las espinas… Se clavaron en la piel de nuestras manos…

Eva

Domingo 16 de Junio de 2013
Derechos de Auto Reservados  




4 comentarios:

  1. Hola, Eva Margarita:
    Nuevamente, en este poema que retrata los vaivenes del amor, me tocas las puertas del corazón. Por profundos, filosóficos, y entre muchas otras cosas, por hermoso.

    Muchos abrazos,

    Myriam

    ResponderEliminar
  2. No, no es verdad lo que te dijeron, no siempre finge el artista, cada vez que el payaso sale a la pista deja en ella parte de su vida. No, yo no lo creo que todo el que dice amar este mintiendo, como tampoco el que dice odiar lo esté haciendo, como tampoco el estar solo es esta amargado, estar hastiado de la vida y del mundo. Tampoco el vivir en soledad, es sinónimo de que a uno lo han abandonado. A muchos nos gusta la soledad, y somos felices con nosotros hablando.
    También siempre cuando nos enamoramos, nos ilusionamos y creemos que todo lo hemos logrado, tal vez nos hemos relajamos y damos por hecho que ya todo lo tenemos logrado. Esto sí que es una ironía. Cuando creemos que hemos logrado lo tan ansiado, es cuando empieza la lucha y el trabajo para que esto que creemos nuestros amor más amplio, siga creciendo, siga permaneciendo y cada mañana encontrarlo a nuestro lado. Si de esta manera no lo hacemos, entonces sí, si quedara roto nuestro corazón en mil pedazos.
    No, no lo me creo que esa cajita tuya, que te ha llegado, además de besos, recuerdos, caricias abrazos, que sus rosas estén cubiertas de espinas, de mentiras, dolor angustias, desengaño…
    Las rosas, además de ser rosas, son rojas, azules, amarillas… quizás las más nobles, señoriales, elegantes, bonitas y muy distinguidas son las negras y no por ello lo negro siempre significa, tristeza, lo malo, tampoco tiene que por ser negras están cubiertas de espinas y estas se claven en nuestras manos.
    Aunque me parece precioso este poema, la verdad es que no estoy muy acuerdo con él. Amor no siempre es sinónimo de mentira ni engaño. El amor es; ilusión, pasión, entrega, darse, y mucho más para al final convertirse poco a poco sin darnos cuenta en una gran amistad, si eso lo logramos ese amor nunca nos defraudará. Rodri

    ResponderEliminar
  3. MI QUERIDO Y GRAN POETA:
    COMO SIEMPRE, MOSTRÁNDOME EL CAMINO... COMO SIEMPRE ENSEÑÁNDOME ENCONTRAR LA VERDAD EN CADA UNA DE LAS PALABRAS QUE USO...
    INDICÁNDOME QUE NADA ES DEFINITIVO. QUE MAÑANA SERA OTRO DÍA Y LLEGARÁ UN NUEVO AMOR, UNA NUEVA ILUSIÓN, UN NUEVO SUEÑO Y UN FINAL HERMOSO.
    GRACIAS POR TAN LINDO COMENTARIO, GRACIAS AMIGO... UN ABRAZO,

    EVA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás me he pasado un poquito, yo diría que bastante, pues cada uno escribe lo que su corazón le dicta y siempre un poco de lo que siente en esos momentos y aunque uno intenta enmascarar sus sentimientos, como tú bien dices que hacen los payasos que tanto te gustan, lo queramos o no, esos sentimientos afloran y se esconden en cada verso y, ni yo, ni nadie deberían poner en duda la verdad de cada uno. Pues aunque sea una contradicción, yo pienso que, no hay una solas verdad, existen muchas verdades y todas son verdaderas y en este caso tú y solo tú, estás en posesión de tu verdad. Un abrazo y perdona mi atrevimiento.
      Rodri.

      Eliminar