.

.

Seguidores

sábado, 22 de junio de 2013

OTRA GAVIOTA





OTRA GAVIOTA
Hoy…
 Vi una gaviota… Que como  otra…
Volaba… Sola… Herida… Abandonada…
La espuma de una ola gigante la bañaba
Lavando el rojo carmesí de sus heridas.   
Nada pude hacer, estaba lejos…
Pero el recuerdo de otra gaviota
Tan  blanca como esta, me agobiaba
Y sola… Yo también,  caminé  hasta  la ola
Para que mis lágrimas quedaran sepultadas
En la espuma roja que quedara.
Otro verano… Otra gaviota… Otra playa…
Otro país… Otra soledad… Otros recuerdos.
Otros olvidos. Otra agonía…
Otra gaviota herida por el tiempo…
Otra vez… Vivir o morir… Simplemente sin saberlo…
Eva
Sábado, 22 de Junio de 2013
Derechos de Autor Reservados  


1 comentario:

  1. Y aquella gaviota que el viento recortaba,
    se posó en el palo mayor de una goleta
    que el mar en aquella bahía en calma
    ella, se recreaba.
    Me miro a los ojos con suave mirada,
    me miro, mas yo;
    y,o no pude aguantar su mirada.
    Y yo no caminé, nade hasta la rada
    para poder llorar a solas y que,
    el agua de mi mar no se amargara
    con mis lágrimas de amor,
    mis lágrimas amargas.
    Mis lágrimas Que tan solo son;
    las hieles de mi alma.
    ¡Sí, claro que sí! Otro verano,
    otro mar, otras olas
    con las espumas más blancas,
    y mi gaviota voló y se posó
    en aquella jarcia de un velero
    a quienel mar; mi mar le abrazaba.
    Bonito poema.

    ResponderEliminar