.

.

Seguidores

sábado, 26 de enero de 2013

LA SAGA DE LAS GAVIOTA

LA SAGA DE LAS GAVIOTA



LA GAVIOTA  I

Como gaviota  solitaria
He vuelto a remontar el vuelo
Y en la soledad del infinito
Voy dejando  los recuerdos de mis sueños.

Encontré mi felicidad, encontré la vida…
Me refugié en tus brazos y anide en tu pecho
Descansaron mis alas,  se acabó el miedo
Y soñé, como sueña el humano cuando recibe un beso.

¡Qué perdida estoy en mi tristeza!
Estoy volando sin rumbo fijo por el cielo
Y cada vez  que avanzo, voy perdiendo
La esperanza de volver a vivir de nuevo.

(Pobre gaviota que soñó, que la querían
Que por ese amor, perdió sus alas,
Y  hora, que el dolor se las regala,
Tiene que aprender a volar de nuevo). 

Miércoles, 15 de febrero de 2012




NUESTRAS GAVIOTAS II



Tu gaviota y mi gaviota…
No es la misma…
Es,  la que  en el pecho  de un hombre abandono sus alas
Y en sus sueños…
Se convirtió en mujer,  enamorada…
Soñado  que era humana…
Creyó de nuevo… Entonces… Que la amaban…
Que el sonido del mar,
Era  cada palabra  que escuchaba. 
Que su alimento, era cada beso que soñaba
Y que nunca más remontaría el cielo
Porque ya…Lo había encontrado.
¡La metamorfosis empezó en su cuerpo…
Y descubrió que era mujer …Que siempre lo había sido…!
Que ya, no había miedo en ella  de sufrir… Porque la amaban…
Que ya la soledad, el frío o el calor,  no la afectaban,
Porque… Era  feliz  y no tenía que volver  a volar de nuevo…
¡Pero en un segundo! …Quizás menos...
Esta  mujer… Se convirtió en gaviota
Y tuvo que aprender a volar de nuevo con sus alas rotas…
Herida… Cansada... Dejo que las olas la alejaran
De sus sueños y sus realidades,  de sus triunfos y  fracasos.
Así la conociste… Sola, herida, llevada por las olas,
Lejos, muy lejos  de la costa.
Ella volverá de nuevo… Será tu gaviota ya curada. 
Se acercara a ti, dejara que la alimentes,
Te mirara… Y  con sus alas nuevas, volara muy lejos.
Muy lejos de ti y tu nostalgia. 

Lunes 25 de Junio de 2012
                                                                                            




TU GAVIOTA HERIDA III

Mi gaviota herida que un día llego hasta ti
Volverá de nuevo… Será tu gaviota ya curada. 
Se acercara,  dejara que la alimentes,
Te mirara… Y  con sus alas nuevas,
No volará de nuevo…                                                                                                             
Se quedará en tus brazos
Y  muy suavemente, te dará las gracias
Porque supiste curarle sus heridas.
Se quedara en tu playa…
Y feliz, correteará por ella
Jugando contigo su amoroso juego.
Y en cada movimiento batirá sus alas
Y te dirá. “Estoy bien, mis alas vuelan
Pero quiero quedarme,  para empezar de nuevo.
Sin surcar nuevos mares, sin buscar nuevos suelos
Y en tu playa lucir, mis plumas blancas
Y mis alas nuevas,
Que tú, me regalaste para vivir de nuevo".
Pero también de ti, mi gaviota se despidió, para volar muy lejos. 

Miércoles, Jueves 22-23 de agosto de 2012  




MI GAVIOTA…A MUERTO IV


Mi gaviota esta triste…
 Volvió a surcar los cielos.
Al perder sus  sueños  en la bruma
De un mar embravecido
Y un  cielo oscuro y negro…
Perdió de nuevo… Su plumaje blanco,
Sus alas se quedaron quietas
Al no jugar contigo
El juego de amor que se inventara,
Para ser feliz...Nuevamente.... En tu playa... 
Comprendió que no era tu gaviota, que no podía serlo.
Esa gaviota, que como ella, estaba herida
Y que toda tu vida, has esperado y esperas todavía,
Tras la ventana cerrada de tu cuarto.
Entonces…Como mujer que fue, en sus sueños…
Recordó… Que ya curada, también de ti, se había alejado,
 Como se alejo de su único amor… Su amor eterno,
Su sueño… No de verano…Si no de invierno…  
Cuando comprendió que lo perdía.   
 Se detuvo… Con una lágrima, (si es que lloran las gaviotas),
 Como un día, no lejano, te miro…
Te dio  las  gracias por haberla curado,
 Sacudió sus alas, y sus plumas  blancas, se perdieron,
 Entre el dintel de tu ventana y el suelo frío y fresco
Que le sirvió de nido en esas noches cálidas y cortas del verano.
 Sus alas se quebraron de nuevo…
 Y en vez de seguir volando…
 Miro al cielo, dejo  que una ola gigante la cubriera
Y mi gaviota, se perdió  en  lo más  profundo del océano.
 Ya mi gaviota a mi, no volverá de nuevo
Y jamás se sabrá el secreto,
Si era una mujer y se volvió gaviota
 O era una gaviota enamorada
Que quiso ser mujer, para vivir un sueño.
Mi gaviota a muerto...
Y ¿Tu?... Seguirás esperando
El regreso de tu gaviota, ya curada,
Que no volverá nunca a tu ventana a dejarte un beso
Y a jugar contigo el juego de amor que ella inventara.
 A muerto, mi gaviota… A muerto…
Como murió ese amor lejano de verano
Y como han muerto,
Las suaves caricias de tus manos,
Que curaron sus alas, sus recuerdos y su plumaje blanco. 
Mi gaviota a muerto y no volverá jamás...
A buscar el amor... de aquel verano
Ni a quien curo sus heridas, en sus brazos.   

Eva
Viernes 24 de Agosto de 2012


Reescrita

Sábado 26 de Enero de 2013
Derechos de Autor Reservados 







No hay comentarios:

Publicar un comentario