.

.

Seguidores

jueves, 8 de diciembre de 2011

"CARTAS QUE NUNCA LEERÁS"


CARTAS QUE NUNCA LEERAS”
HOLA AMIGOS:
Mi próximo libro se llama
“CARTAS QUE NUNCA LEERÁS
Quiero compartir con Uds. algunas de ellas:
No tienen destinatario ni destino. Cada cual, puede ser el autor o el destinatario. Su destino, puede ser, cualquier punto del mundo.
El que quiera, puede escribirlas o recibirlas, depende de sus sentimientos. Son de Uds. para Uds. desde mi mundo de sueños y fantasía.
La Autora:
Eva
(10.15 DE MI NOCHES, 4.15 DE TU AMANECER)
Diciembre 7:
De nuevo te estoy escribiendo, no sabrás que lo hago, pero yo soñaré, conque la leerás y serás feliz con ella.
Soñaré que me amas, soñaré que estamos juntos, soñaré que no has muerto. Y volveré a viajar en mi alfombra mágica por los cielos. Llegaré hasta tu tierra, caminare por las calles de tu Ciudad y llegaré hasta ti, te miraré y sin rosarte siquiera, tocaré tu rostro, acariciaré tus labios con mis labios, y al verte sonreír en tu sueño tranquilo, sabré que eres feliz.
Ya comenzó la navidad, ya pronto comenzara el invierno. Y Como siempre el otoño ha marcado mi vida, al perderte.
¿Recuerdas nuestro sueño, inventado por ti, y soñado por mí? Ya no será realidad.
No estaremos juntos en estos días de inviernos, en el gran sofá de tu salón al frente de la chimenea prendida, En tus brazos, reclinada en tu pecho, con los ojos cerrados, y en silencio. No sentiré tus brazos alrededor de mi cuerpo, ni tu olor, ni tu calor, ni tu fuerza,
No sentirás mi ternura, mi perfume, mi suavidad al darte un pequeñito beso en tu mejilla, o en tus labios o en tus ojos (para que no me hagas trampa) y los tengas, cerrados, como yo.
¡Qué lástima! Simplemente, no seremos felices! Ni tú, ni yo.
Mañana volveré a escribirte. Volveré hacerlo todos los días, como cuando vivías. Volveré a soñar con tu cariño, y con cada pedacito de los recuerdos que han quedado en mí. Y volveré a ser hada del amor, princesita, brujita. La mujer que la magia del amor, de tu amor, convirtió en niña…
No lo tomes como locura. No lo es. Tampoco, es una obsesión. Menos, un capricho. Solamente, el deseo de dejar un recuerdo de un maravilloso sueño de verano.
Además, tú jamás las leerás, esa es la realidad. Pues, has muerto. Pero tu espíritu, tu esencia, estará muy cerca de mí, como la mía, te acompañara siempre. Y en tu mundo, sentirás mi voz, percibirás, mi perfume y mis ojos, serán parecidos a otros ojos, y mi figura será semejante a la de cualquier mujer, que pase a tu lado.
Mañana a esta misma hora, como siempre, te escribiré,
Eva
(9.10 DE MI NOCHE, 3.10 DE TU AMANECER)
 Diciembre 8
Te prometí ayer, que volvería a escribirte hoy. Te preguntarás: ¿Por qué lo haces si yo no existo? Y yo, te contesto: Si existes, aunque estés muerto, si existes. Ya que dejaste un gran legado en mí.
Dejaste el recuerdo de ser mi “sueño, convertido en realidad”. Ese sueño que de niña tenía. Y en mi inocencia, te veía llegar, tal cual eres, “eras”. “Un ángel” que con el paso de los años, evolucionaba y se convertía en ese hombre al que amaría por siempre y para siempre. Pero no llegabas. Pasaba el tiempo y no te encontraba en ninguna parte del mundo. En ningún desconocido veía tu rostro y menos, tu figura. Ninguno, eras tú. Ni física, ni mental, ni intelectual, ni espiritualmente, eras tú.
Y Te conocí, cuando ya no te buscaba, cuando menos lo esperaba. Me enseñaste amarte, me enseñaste a quererte y fui feliz muy feliz. Mis sueños fueron distintos. Entraste a mi mundo, a mi exclusivo mundo. A ese mundo creado por mí, para mí y para ti, si llegabas algún día y fui feliz y tú, fuiste feliz… Y… Ahora… Que estás muerto, tú recuerdo y mi dolor, lo he bregado a sepultar en parajes hermosos soñados por los dos.
Y fui a la playa, estuve en el mar. En la montaña. Busque tus huellas en todos los lugares. Recorrí  todos mis recuerdos. Y ahí estas, ¡vivo!... Pero muerto…
No te olvidaré. Esto, es imposible. Mi vida seguirá su curso. Sola… Sonriente… “Feliz” y cada noche te escribiré y soñaré que viajo por el infinito, para acompañarte en tu amanecer, acariciaste muy suave y delicadamente, darte un beso, que siempre, en tu mundo, sentirás en tus mejillas o en tus labios.

Mañana, te escribiré de nuevo… En mi noche, en tu amanecer… Eva



1 comentario:

  1. Hola Hechicera mimosa desde este lado he aprendido ha escribir sin dar nombres concretos pero cada cual sabe donde le toca su fibra, bien aventurados los cercanos a la diosa del OLIMPO cercanos fisicamente claro eres como las estrellas que pese ha no verse siempre estan sea de dia ò de noche pero estan.
    Un mega abrazote Pepe

    ResponderEliminar