.

.

Seguidores

sábado, 8 de agosto de 2009

LA NADA


LA NADA

En el sueño profundo de la nada,

Vemos el pasado y el futuro,

Comprendemos que la vida es nada

Y vivimos en el ministerio de lo oculto.

En la majestuosa soledad del infinito

Somos pequeños seres luminosos,

Donde la noche eterna del olvido,

No destruye la grandeza del arcano.

Dios nos creó con toda su belleza,

Nos dio su espíritu,

Su alma, su grandeza

Y preferimos la angustia, la materia,

Olvidando el amor y la armonía,

Que debe reinar, en el espacio.

Eva

Bogotá, Siglo XX
Derechos de Autor Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario