.

.

Seguidores

sábado, 2 de mayo de 2009

DESTINO



DESTINO

El destino nos unió un día.
Fue un instante, solamente.
Me miraste, te mire a lo lejos
Y cambió el rumbo de mi vida.

Yo, era un barco que cruzaba el horizonte.
Envuelta en la niebla del olvido
Iba por el mundo tras un sueño
Y con solo mirarte…Comprendí, que te quería.

Pero, eres un fantasma, solo eso…
Algo, que existió y no existe.
Algo, que fue, sin serlo…
Algo, que se perdió, en la bruma del recuerdo.

Un espejismo que naufragó conmigo,
En las azules y turbulentas de aguas
De un mar embravecido.
Dejando una marca indeleble en mí destino. 





Eva


Medellín, Siglo XX

Derechos de Autor Reservados 

No hay comentarios:

Publicar un comentario